sábado, 31 de diciembre de 2011

2011, Una Imagen para Fin de Año

                    
Cuadrado negro. 1923-29. Kasimir Malevich.


Museo Estatal de Rusia, San Petersburgo 

 Suprematismo

Óleo sobre lienzo: 106,2 x 106,5 cm.

lunes, 12 de diciembre de 2011

La Sierra de Córdoba, Álbum de Otoño

Aún quedan hojas prendidas a las ramas, el hielo no ha llegado a las sendas umbrías,  el esponjoso musgo luce verde en rocas y vaguadas, pero es preciso darse prisa si queremos encontrar el esplendor otoñal; rojizos, ocres, dorados luminosos y cálidos que dentro de poco darán paso a los cenicientos y fríos colores invernales. Debemos darnos prisa, es preciso correr si queremos ver a los duendes de la sierra aprovisionándose, llenando sus canastas de setas y castañas.

Qué hermosa está la Sierra de Córdoba, ese paraje que pasa por ser uno de los mejor conservados y ricos de Sierra Morena.

Santa María de Trassierra con los arroyos del Bejarano y del Molino y con el río Guadiato, cascadas cayendo en pozas recoletas y escondidas y agua mansa convertida en maravilloso espejo; con bosques de galería que te transportan directamente al norte de la península; con ruinas de molinos árabes, fuentes, acueductos y calzadas romanas; y con los Senderos de la Memoria, los que transitaron los guerrilleros, los olvidados, hace tan sólo unas décadas. El entorno de Trassierra, tan cercano, a pocos kilómetros de la capital, y como ella repleto de historia.

Y un poco más allá, aguas abajo del Guadiato, alimentándose de él, el pantano de la Breña, ampliado, de los mayores de Andalucía; un mar solitario rodeado de cerros y envuelto en las brumas de diciembre. Y bajando a la llanura, casi en Hornachuelos ya, antes de volver a trepar por el monte, hay un romántico puente (de nuevo el Guadiato), en desuso, un puente y un camino que nos lleva al reencuentro de los niños que fuimos al sumergir los pasos traviesos, curiosos, en la hojarasca caída. Y desde allí, a través de las ramas, se vislumbran y se escuchan a otros duendecillos, los del valle, simpáticos, alegres, risueños, cargados como los serranos de canastas a rebosar, pero en este caso no recolectan castañas ni setas sino los preciados y redondos frutos naranjas.






  


















martes, 6 de diciembre de 2011

Día de la Constitución, ¿Qué Queda?

Un día como hoy ha sido durante años para una gran mayoría una jornada alegre, día de celebración que llevaba implícito el cese de una dictadura y la entrada de una democracia, el derecho al voto, fundamentalmente. ¿Qué queda hoy de todo aquello?  Cuando en los noticieros de tv veamos  las celebraciones del día de la Constitución, muchos ciudadanos observarán la pantalla con apatía, otros creerán ver una obra de teatro mediocre, una pantomima hipócrita, y al menos unos cuantos millones (parados, trabajadores con empleos en precario que rozan en muchos casos la esclavitud, desauciados con la soga al cuello, jóvenes sin ilusión por el futuro, mayores sin presente...) se sentirán ESTAFADOS. 

Y quizás también muchos, como ayer y como mañana, pero sintiéndolo hoy más patente ante las imágenes que circularán por los medios, se verán embargados por la preocupación; una pesada y honda preocupación por el mundo que tenemos y por el que vendrá.

 Forges hoy en El País:

jueves, 1 de diciembre de 2011

Un Mundo Maravilloso, Louis Armstrong

Supongo que realizar una composición fotográfica como la de la entrada anterior y las composiciones que forman parte del vídeo que he montado para esta otra, no son más que terapias que me autoimpongo (píldoras de autoconvencimiento) en un intento por teñir de verde esperanza mi mirada.


sábado, 26 de noviembre de 2011

A Pesar de los Pesares, la Esperanza

A pesar de la hipocresía, a pesar de los mercados, del Euro, de una Unión y una Pólítica al servicio de unos pocos, a pesar de los chorizos (en todos los ámbitos) que crecen como hongos en años de lluvia (en el sentido metafórico negativo más amplio y diverso), a pesar de las mentiras, de los manipuladores, de los enmascarados, de los labios que se carcajean de la nobleza, a pesar de los pies que pisotean la inocencia... a pesar de los pesares... Europa, el Mundo, la Vida, la Alegría... A pesar de los pesares: la Esperanza. 


jueves, 24 de noviembre de 2011

De la "Globalización" al Gobierno Mundial (12 disparadores)

Adrian Salbuchi dice de sí mismo que tan sólo es un cartel en el camino. Ojalá abundaran carteles  así. Las previsiones que formuló con gran lucidez en 2009 se van cumpliendo.


sábado, 19 de noviembre de 2011

Antonio Machado, Noviembre

Leonor murió en 1912 y Machado huyó de Soria, de los lugares que pudieran recordársela. Sumido en una gran depresión volvió a Andalucía, pero no a su Sevilla natal, fue a otro lugar, próximo al mismo río de su infancia, aguas arriba, a Baeza, y allí permaneció varios años, hasta 1919, dando clases de francés.

Desde Baeza, desde Úbeda, entre Úbeda y Baeza, puede observarse un panorama espectacular sobre el Valle del Guadalquivir y las Sierras que como un bello y lejano telón cierran el amplio horizonte.

El poeta en su mirada vio tonos grisáceos y pardos, en aquel noviembre y los siguientes no supo apreciar los increíbles dorados que en esa tierra se dan sobre los olivares, no pudo ver la belleza cálida del paisaje. Su melancolía, su añoranza de Leonor, no se lo permitieron.

Los noviembres, los hermosos noviembres pueden ser los meses más tristes y sombríos. 


miércoles, 9 de noviembre de 2011

Paseo Poético En Córdoba

Una idea siempre parte de alguien, en este caso la idea del paseo se le ocurrió a Mané, quien lo planificó con un par de semanas de antelación. Llega el día D, 11.30 de la mañana en la Plaza de Colón. Un domingo de octubre. No es un domingo otoñal, el verano, persistente y acaparador,  extiende sus tentáculos más allá de su estación. Una vez reunido el grupo convocado comienza el paseo. Se trata de ir al encuentro de la poesía; de los poemas y poetas que ofrecen su presencia perenne  en los rincones y fachadas de la ciudad. El primer turno de lectura es de Carmen, junto a la hermosa y desasosegante plaza de Capuchinos (sí, desasosegante por su extrema sencillez; aunque pueda parecer contradictorio esta plaza no llama a la calma sino al cosquilleo interior; al menos eso le ocurre a la que escribe). El poeta de esta primera lectura es Mario López perteneciente al Grupo Cántico; el poema se encuentra incrustado en el encalado muro. 


Continuamos hacia la plaza de Séneca en donde Miguel procede a la lectura de versos y sentencias del pensador cordobés que da nombre a la plaza. Asentimientos y sonrisas en el grupo de amigos participantes en el paseo. Salimos de la plaza sintiéndonos un poquito más sabios de lo que éramos a la llegada. 

En la plaza de Jerónimo Páez, junto al Museo Arqueológico,  hacemos el primer alto en el camino. La lectura seca el paladar y el acto de pensar (según estudios científicos recientes) da sed. Por tanto, es la hora del vermú o de la primera cerveza. Y a varios metros sobre el subsuelo en donde yace el Teatro de la Córdoba Romana, de Corduba, concretamente sobre el lugar que ocuparon los músicos, regamos nuestro paladar (y nuestras neuronas) para ser capaces de proseguir con el poético paseo. Y a partir de aquí se alternarán poesía y copas y degustación de viandas. No sabemos bien si la poesía es la excusa para irse de tascas o, por el contrario, si el tapeo es la excusa para ir en busca de la poesía. ¿Qué más da? La compatibilidad de ambas actividades es perfecta; ambas se refuerzan multiplicando el placer que por sí solas producen.

La próxima lectura, siguiendo con Séneca, la realiza Leonor junto a la columna de los Anneos, esquina del convento de la Encarnación. Una columna de Roma sostén de un convento cristiano. El reciclaje, desde luego,  no es una moda reciente.

Junto a la Mezquita, antes de atravesar el Puente Romano en busca de otros poetas y versos, recalamos en el bar Casa Santos, toda una institución; cerveza fresquita y, por supuesto,  la tortilla de patatas, ineludible para quienes recorren la judería cordobesa; nuestra barra: los poyetes exteriores del muro de la Mezquita.

 
 Tras el piscolabis atravesamos el Patio de los naranjos, y entre poema y cerveza, alguna coplita y algún bailecito a cargo de unas amigas muy dicharacheras (y con voces espléndidas, todas; aunque la mención especial puede ser para Toñi J.) (surge la idea de organizar un futuro paseo cantarín).

En el puente, sobre el Guadalquivir, cerca de la torre de la Calahorra, nos detenemos: Toni lee un poema propio; es un poema precioso, evocador, que hace referencia a otra época y a otro lugar, pero al mismo río.

Y en tierra firme, en la otra ribera ya, Josefina lee los versos de Lorca inscritos en un monumento de granito con forma de cola de pez. Los oyentes miramos el Puente, el río, la Puerta del Puente, la Mezquita, la arboleda de los Sotos de la Albolafia; la emoción se extiende escuchando la voz de Federico en otros labios y mirando el mismo paisaje que sus ojos contemplaron cuando al fin llegó a la deseada Córdoba lejana y sola, tan sola como el poeta lo está en algún olivar perdido de su Graná

 
A pocos pasos, nos detenemos a comer en la terraza de un hotel; el lugar ha sido elegido por las vistas: ante nuestros ojos la panorámica de uno de los conjuntos monumentales más bellos e impresionantes de Occidente.

Tras la comida, en la misma orilla, Mané lee un poema de Juan Bernier, perteneciente al Grupo Cántico. Inmaculada improvisa leyendo al azar poemas de un libro editado por Cosmopoética. Le siguen otras improvisaciones. Volvemos a cruzar el Puente Romano, para que Ana, junto al Triunfo de San Rafael, pueda leer un poema de Luis de Góngora que, como otros, cuelga de los muros de una ciudad cuajada de poesía.

Continuamos el paseo  hasta llegar a la arboleda del Campo Santo de los Mártires. Junto al monumento a Los Amantes, Leocricia  lee los versos de amor inscritos en la piedra (lo están en español y en árabe), poemas escritos hace diez siglos por amantes que se inspiraron un amor pasional y eterno (aunque puedan parecer términos contradictorios): los versos de Ibn Zaydun y de la princesa Wallada, culta y hermosa, hija del efímero califa cordobés al-Mustakfi y de una esclava cristiana.


Algo antes de las cinco detuvimos de nuevo el paseo para tomar café en la Casa de las Pavas (hoy hotel Casas de la Judería), en donde nació Luis de Góngora en 1561. ¿Acaso podía haberse elegido un lugar mejor? Entre sorbito y sorbito se improvisan lecturas. Vuelven a leer los que ya han leído, también otros que aún no se han estrenado (Daniel, Antonio). Y las estupendas voces vuelven a cantar. Otros escuchamos y hacemos fotos; con la excusa de las cámaras nos libramos de la lectura y del cante (presiento que en el futuro seremos los primeros).  

Tras un buen rato en la antigua casa de Góngora, proseguimos el paseo hasta la calleja del Poeta Ricardo Molina (antigua calleja de la Imprenta) en donde Pepe leyó los versos de la Elegía XVII, escritos, cómo no, por dicho poeta que, como otros de los leídos, perteneció al influyente grupo de poetas cordobeses, Cántico. Después proseguimos hacia la calle Cara en busca del monumento y de los versos de Ibn Suahid; hermoso poema que nos mostró Mané.

 
Y pasadas las seis terminó el paseo, por unanimidad, no por que no hubiera lugares y poetas para continuar. Quedó, tal vez para otro domingo soleado (y menos caluroso), parte de la agenda proyectada por Mané: Duque de Rivas y sus añoranzas de Córdoba. En el Palacio de Viana: Vicente Núñez, Juana Castro, Carlos Clementson… En la Ermita de la Aurora, Pablo García Baena.

Etc., etc., etc.

La poesía en Córdoba da para infinitos paseos.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Leonard Cohen, Premio Príncipe de Asturias de las Letras

Afortunados los que en Oviedo se encuentren. Por muchísimas razones, entre otras: por estar bajo el cielo asturiano, por poder echar unos culines en el Boulevard de la Sidra, y por tener la posibilidad de ver en directo al poeta de la voz profunda. Leonard Cohen ha llegado hoy para recibir el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.



domingo, 16 de octubre de 2011

No se trata de Derecha e Izquierda, sino de Arriba y Abajo (2)

El pasado día 7 se publicó en este blog una entrada con el mismo título sobre la conferencia celebrada el jueves día 6 en la Facultad de Derecho de Córdoba y cuyos ponentes fueron Julio Anguita y Alberto Garzón. Ahora, inserto el vídeo de la conferencia.


15 de Octubre, Córdoba

 Mosaico de un estupendo y necesario Paseo:


(Pinchar para amplíar )


viernes, 14 de octubre de 2011

15 de Octubre, Protesta Planetaria

Mañana, 15 de ocubre, el 90 o el 95 % de la población debería salir a la calle para manifestarse. Desde luego, estos porcentajes no se alcanzarán (ni parecidos) pero, evidentemente, algo se está moviendo. Por el momento, son 951 ciudades de 82 países las que se han sumado a la protesta contra la dictadura de los mercados y por el cambio global.

Cartelería para la convocatoria en Córdoba:





Muy interesante: Enlace al mapa donde pueden verse todos los puntos del planeta que van sumándose a la convocatoria:


(en el momento de publicar esta entrada el acceso al mapa va lento, sin duda se encontrará saturado)

martes, 11 de octubre de 2011

Escenarios del Pasado


Los pies crecidos de los niños que fuimos 

quedan varados en suelos ajados,

 yemas que un día fueron diminutas 

 se ulceran y sangran

acariciando las paredes rotas,

pupilas cansadas

reviven, se alivian, lloran y se nublan

mirando los hermosos cielos

que soñó el Principito perdido del cuento.


"suelos"

 

"paredes"



  "cielos"



lunes, 10 de octubre de 2011

No Estamos al Final del Túnel, pero de Utopía También se Vive

Catorce minutos muy esclarecedores sobre la situación económica y política actual y sus repercusiones en la sociedad (vamos hacia una sociedad completamente bipolarizada). Un placer muy pedagógico siempre escuchar al profesor Arcadi Oliveres (Profesor titular de Economía Aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona y Presidente de la Asociación Justica y Paz de Barcelona).

viernes, 7 de octubre de 2011

No se trata de Derecha e Izquierda, sino de Arriba y Abajo


Julio Anguita y Alberto Garzón, fueron los ponentes de la conferencia organizada por Democracia Real Ya, que tuvo lugar ayer tarde en el salón de actos de la Facultad de Derecho de Córdoba. Debatieron sobre el estado político y económico, de la concentración de la riqueza en lo que estadísticamente es un porcentaje mínimo de la población, de la reforma reciente de la Constitución que reduce drásticamente el gasto público, de las razones reales de la crisis, de la desinformación de la población en manos de unos medios de comunicación manipulados o al servico no precisamente de la mayoría, de la banca, de los paraísos fiscales, de impuestos, de las entregas de dinero público por parte del gobierno a la banca y de las paradojas que esto ha ocasionado (el gobierno entrega dinero a los bancos a un 1% de interés para que estos lo presten a empresas y ciudadanos al 3%, pero lo bancos, contentos con este dinero tan barato, se frotan las manos y lo que hacen es prestarlo a un 5% al propio Estado de quien lo han recibido), de muchas más paradojas o aberraciones del sistema o como resultado de las decisiones políticas, y de las mentiras que quieren hacernos creer. 

"Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades", es el mensaje que quieren que cale en la sociedad, para que todos nos sintamos culpables de una crisis que no hemos ocasionado nosotros, culpables a la manera católica de pecado, dijo Julio. Culpables para que estemos dispuestos a ser quienes paguemos, como una penitencia por la culpa propia, una crisis originada por la banca. Alberto Garzón, economista de la corriente crítica, miembro del equipo científico de ATTAC, apuesta por una banca pública como una solución eficaz. Banca pública, sí;  aunque también quieran hacernos creer que la banca pública es algo antiguo, pasado de moda, caduco, trasnochado. Y ambos hablaron de una idea muy interesante que da pie a una profunda reflexión y a que cambiemos el chic con el que observamos la realidad social y el sistema de feroz desigualdad en el que estamos inmersos: "Ya no se trata de derecha e izquierda, no: se trata de arriba y abajo."

Tras las ponencias, el numeroso público asistente (el salón de actos estaba completo) participó con preguntas que hizo que el debate continuara. Los ponentes también hablaron de la importancia del boca a oído, cada uno en su ámbito: amigos, familia, trabajo, redes sociales... para contrarrestar la desinformación general que sufrimos. Y el representante de DRY, que presentó y acompañó a los ponentes, hizo un llamamiento para la asistencia a la Manifestación "Contra la Dictadura de los Mercados" que a nivel mundial esta convocada para el del 15 de octubre.



Enlace a la página o blog de Alberto Garzón:


(Este enlace corresponde a "Pijus Economicus", blog que aparece a la derecha, en el listado de Enlaces a otros Blog o Páginas)

Enlace a la página de Juan Torres Gómez "Ganas de Escribir"  (Juan Torres es catedrático de economía, pertenece a la corriente crítica):


(El enlace a esta página también aparece a la derecha, en el listado de Enlaces a otros Blogs o Páginas)

lunes, 3 de octubre de 2011

Valencia, Imágenes De Un Viaje


En primavera, a caballo entre mayo y junio. Cinco días descubriendo una ciudad hermosa, entrañable, tradicionalmente luchadora, abierta, con profundas raíces en el pasado pero que quiere engalanarse con vestimentas de futuro y de compromiso. Unos cuantos días que fueron una primera apoximación a su fisonomía y costumbres, en los que pude asomarme a algunos de sus rincones, dejándome llevar por una persona conocedora de la ciudad e intentando memorizar en la retina las imágenes ofrecidas. El objetivo de la cámara ayudó en la labor. Varios meses después de la visita imágenes y recuerdo se aúnan en las siguientes composiciones.


Mural:

(Tamaño de la imagen: 142 x 49 cm. Pinchar para amplíar)


Épocas:

(Lonja de la Seda y Ciudad de las Artes y de las Ciencias)


Tradición y Compromiso:

(Tribunal de las Aguas y Movimiento 15M)

jueves, 22 de septiembre de 2011

Conversaciones en la Azotea, Eutopía 2011, Córdoba



Un creador veterano, Kiko Veneno, y una jovencísima poeta, Luna Miguel, dialogaron anoche -entre ellos y con el público asistente- en Las Conversaciones en la Azotea, dentro de la programación del Festival de Creación Joven Eutopía 2011, en Córdoba.

La tarde fue cayendo con una agradable temperatura y anocheció en la azotea, con vistas sobre los tejados y torres de Santa Marina que fueron iluminándose al ritmo de la conversación, una conversación que paseó desde el carácter reivindicativo y comprometido del arte, hasta Internet, las redes sociales, la soledad o compañía en las nuevas formas de comunicación, el peso de la inspiración y del trabajo en la obra,  el poder curativo del proceso de creación…

Kiko, animado conversador, levantó risas con sus chistes irónicos (malos según él) contrarrestando o dando un punto de calidez a la seriedad que amenazaba con colarse por las rendijas del enlosado de la azotea.

Me quedo con un comentario de Luna sobre la humildad que debe acompañar a todo creador, y sobre todo con la defensa apasionada de la lectura que hizo Kiko, reivindicando la grandeza y la magia de una actividad totalmente solitaria como es la lectura (independientemente del sorporte, papel o digital), capaz de sustraernos por completo durante un tiempo del mundo que nos rodea y de nosotros mismos, para llevarnos junto a Sancho, junto a Quijote, o junto a cualquier otro personaje y darnos la oportunidad de vivir y sentir sus vidas, ajenas y tan diferentes a la nuestra (añadiría: o tan similares en el fondo que hace que nos reconozcamos con más claridad que en nuestros propios espejos...).





Enlace a la página del Festival Eutopía 2011:


domingo, 18 de septiembre de 2011

Acantilados de Maro-Cerro Gordo (1), El Barranco y la Cala de Maro




Son muchos los paseos a pie que pueden darse por los Acantilados y las calas de Maro-Cerro Gordo, la mayoría con vistas espectaculares. Pero hay un paseo que en vez de ampliar el horizonte lo recoge, un paseo íntimo que te va engullendo en las entrañas de esta tierra y que termina por premiarte regalándote la visión de una pequeña cala de cantos rodados, escondida, recóndita, alejada de las miradas de altura, una isla secreta a la que llegan los náufragos no desde alta mar sino desde el interior de la espesura. Un extraordinario y sorprendente paseo por el Barranco y la Cala del Barranco de Maro.

Al principio del camino te topas con un acueducto del siglo XIX, el acueducto del Águila, construido para llevar agua al Ingenio (antigua fábrica de azúcar) de Maro, pequeña y bonita población situada junto a la Cueva de Nerja y que forma parte del municipio. Ya la imagen del acueducto te impacta. Una imagen un tanto surrealista; surrealista por la situación y por la pintura que recuerda a la mezquita de Córdoba. Es como si el acueducto estuviera fuera de lugar, como si no hubiera sido construido por la mano del hombre en largas y fatigosas jornadas de trabajo, sino dejado caer de golpe por la mano gigantesca y caprichosa de algún dios, entero, tal cual, encajándose en el barranco.

Dejas atrás el acueducto, continuando por un sendero amplio, que va estrechándose. Al poco el paseante queda solo con las paredes del barranco y con la espesura. Apretado y enmarañado bosque de frutos tropicales y cañaverales abovedados que te envuelven, que refrescan el sudor de tus pasos y que los conducen a un pequeño sendero que termina por convertirse en cauce de un arroyo de agua clara. Caminas chapoteando por él o esquivándolo hasta que el telón de cañas y palmas al fin se entreabre (cuando ya no lo esperas, cuando crees que ese camino que llevas no tiene fin, cuando estás convencido que no conduce a ningún lugar sino que es el propio camino tu destino), se entreabre al fin para mostrarte la pequeña y solitaria cala. Toda una sorpresa.

En el trayecto te habías sentido como Tom Sawyer y Huckleberry Finn explorando las riberas y las islas del Misisipi. Cuando llegas a la cala te sientes directamente Robinson Crusoe, y al rato crees ser el Jim de Stevenson, el muchacho de su Isla del Tesoro, para terminar delirando durante unos segundos creyendo que aquella debe ser sin duda la Isla Misteriosa de Julio Verne.

Y, tanto durante el trayecto como en la pequeña cala, el paseante, o los paseantes, no se siente, no se sienten solos. Percibes compañías invisibles. Pasas junto a sus huellas, recientes. Te sientes observado. Entre la hojarasca y las rocas hay sin duda pares de ojos que no ves. No sabes bien si se tratará de los espectros o fantasmas de nuestros antepasados prehistóricos que habitaron aquellos barrancos y la cueva cercana y que se resisten a abandonar parajes tan bellos, o, por el contrario, serán más bien habitantes coetáneos a ti, habitantes o náufragos de este siglo XXI que quieren parecerse a aquellos tatarabuelos lejanos y olvidarse para siempre del mundanal ruido y del asfalto.





Plano del paseo:




Algunos datos de la zona:




La Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM) de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo ocupa una estrecha franja de 12 km. de largo, paralela a la línea de costa, que limita al norte con la N-340 y que se adentra una milla en el Mar de Alborán. El Paraje Natural pertenece al más amplio espacio del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, formado por algunos municipios de la Axarquía malagueña y otros de la provincia de Granada. En esta franja costera las estribaciones de la Sierra de Almijara se hunden en el mar formando abruptos acantilados y bellas calas, a la mayoría de las cuales sólo puede accederse a pie, motivo por el que se mantienen intactas y con aguas transparentes. Cinco torres almenaras se elevan estratégicamente sobre los acantilados. Los municipios a los que pertenece este paraje son Nerja (Málaga) y Almuñecar (Granada).





miércoles, 31 de agosto de 2011

Amanecer Peculiar, Una Imagen de Fin de Mes

El pasado 28, a esa hora dominical en que la ciudad y sus inquilinos aún dormitan, pude ver desde mi ventana un amanecer peculiar. Los edificios de enfrente aparecían como cordilleras o sierras y tras ellos comenzó a surgir un sol especial y colorido que se fue alzando hasta convertirse en un punto diminuto en el cielo. 




El domingo anterior a este habia recorrido las calles de la ciudad en busca de vestigios de la Córdoba Romana, de Corduba, convencida de que no encontraría nada mejor, más interesante y agradable que hacer en una mañana de domingo. Pero esta ciudad guarda sorpresas; incluso en un mes como agosto en que tiene su población mermada puede sorprenderte con actividades atrayentes y poco frecuentes. Y así estaban mis ojos, sorprendidos y algo estupefactos por la proximidad de lo que miraban.

Desde mi ventana lo contemplé, ese amanecer peculiar. Estaba tan cerca... daba la impresión de que si alargabas un poco el brazo podrías rozarlo con las yemas de los dedos, acariciarlo o incluso atraparlo... Nunca había estado tan cerca del sol, de un sol... Cogí mi cámara de fotos, salí a la terraza y disparé unas cuantas instantáneas. Pero habría preferido no hacerlo. No quería estar en la ventana ni en la terraza haciendo fotografías. No quería estar allí. Pero lo estaba, petrificada o paralizada, viendo cómo se alejaba el sol, sin poder hacer nada, tan sólo mirar esa infrecuente amanecida. 

Sin lugar a dudas, de haber conocido el puerto de anclaje o el andén de parada de ese sol, habría ido aun siendo noche cerrada en su busca, para trepar a esa canasta de trenzado y fuerte mimbre que me elevara hacia el cielo desde el que descubrir, ahora sí, todas las Córdobas posibles y sus horizontes.



martes, 30 de agosto de 2011

Fito y Fitipaldis, La Casa Por El Tejado

Fito y los Fitipaldis, sin desperdicio, como siempre. En este tema, una vez más, ritmazo e inteligente y genial letra. Deberíamos aprender algunas de sus propuestas. Además de aprender  ...a empezar la casa por el tejado..., también:

...a coger el cielo con las manos...

...a coser mi alma rota...

...a perder el miedo a quedar como un idiota...




Y a tener cuidado con otras:

...después de mucho tiempo aprendí que hay cosas que es mejor no aprender...

...ya no sé si el mundo está al revés o soy yo el que está cabeza abajo...

domingo, 28 de agosto de 2011

Ensayo Sobre La Lucidez de Saramago y Los Ciudadanos Indignados

Hoy, día en que Democracia Real Ya, Los indignados del 15 M, han convocado concentraciones, asambleas, manifestaciones ciudadanas en las calles de un buen número de ciudades para protestar contra esa reforma de la Constitución (Constitución hasta ahora intocable) que de prisa y corriendo, y con premeditación, nocturnidad y alevosía, y sin que haya un referéndum, quieren hacer a toda costa unos políticos (gobierno, su partido y la mayoritaria oposición) que atufan como nunca a mercados y a neoliberalismo, hoy, 28 de agosto de 2011, día en que el ochenta por ciento de los ciudadanos debiéramos salir a la calle, y pocos meses antes de unas elecciones generales adelantadas, hoy, decía, he recordado un libro que leí hace unos años. He ido a mi librería y lo he sacado de los estantes. No tiene polvo; además de que procuro mantener los libros de este autor desempolvados, por sí solos ellos son antitelarañas. Sí, la obra de Saramago es antitelarañas, las que el autor intenta quitar de los ojos de sus lectores. Y el libro concreto al que me refiero, Ensayo sobre la lucidez, publicado en el 2004 y que leí por entonces, es sin duda un libro que varios años después podría estar en todas las mesillas de noche de los indignados demócratas de este país y de todos los países del planeta. 

Creo que Ensayo sobre la lucidez  es una novela de lectura obligada en los tiempos que corren. ¿Qué sucedería si pusiéramos en práctica, por ejemplo en esas elecciones que tenemos a  la vuelta de la esquina,  lo que el autor propone con esa lucidez (y valga la redundancia) que lo caracteriza?

Para quien pueda estar leyendo esto y no haya leído el libro, no voy a descubrir en qué consiste esa actuación de la ciudadanía que el autor imagina en su novela, y sólo para ir abriendo boca e incitar a su lectura, reproduzco el texto que aparece en la contraportada del libro:

"Aullemos, dijo el perro."
LIBRO DE LAS VOCES

Durante las elecciones municipales de una ciudad sin nombre, la mayoría de sus habitantes decide individualmente ejercer su derecho al voto de una manera inesperada. El gobierno teme que ese gesto revolucionario, capaz de socavar los cimientos de una democracia degenerada, sea producto de una conjura anarquista internacional o de grupos extremistas desconocidos. Las cloacas del poder se ponen en marcha: los culpables tienen que ser eliminados. Y si no se hallan, se inventan.
Los protagonistas de esta nueva novela de Saramago, un inspector de policía y la mujer que conservó la vista en la epidemia de luz blanca de Ensayo sobre la ceguera, dan muestras de la altura moral que los ciudadanos anónimos pueden alcanzar cuando deciden ejercer la libertad.
Saramago, un escritor que se ha convertido en la conciencia lúcida de una época cegada por los mecanismos del poder, lanza una llamada de alerta: «Puede suceder que un día tengamos que preguntarnos Quién ha firmado esto por mí». Ese día puede ser hoy.

viernes, 26 de agosto de 2011

Emocionarse

¿Por qué el ser humano es capaz de emocionarse?, y no me refiero a la capacidad de emoción  ante los grandes sentimientos como el amor, la amistad, o a la empatía con  situaciones injustas o con el sufrimiento de otros; no, no me refiero a esto, sino a la capacidad de emoción ante las pequeñas cosas, sencillas o no, en cualquier caso cosas que a priori no tienen un gran peso o  importancia en nuestras vidas (bueno, aunque el baremo de lo que pueda tener importancia o no en una vida es muy relativo…).

Lo que me pregunto es por la capacidad de emoción ante un paisaje, por ejemplo, ante una puesta de sol o un amanecer, y ante mil cosas más que podamos tener delante de nuestros sentidos. ¿Por qué alguien es capaz de sentir una emoción intensa, incluso notar cómo se le humedecen las pestañas o, más aún, cómo se le desbordan los ojos, y otros, en cambio, no? O a unos puede ocurrirles ante ciertas cosas y a los de más allá ante otras diferentes. A la que escribe, por ejemplo, le suele suceder con algunos paisajes naturales y ciertos paisajes urbanos. Pero he visto casos muy particulares, concretamente recuerdo la gran emoción y las lágrimas de una amiga ante…  mejor de eso hablo después.

El caso es que esta emoción se da, y aunque supongo que habrá numerosos profesionales poniendo nombre y apellidos al fenómeno, aunque habrá psicólogos, psiquiatras, neurólogos y muchos más ólogos intentando hallar la respuesta a esa humedad un poco tonta en  las pestañas o en las mejillas, a ese suspiro apenas audible, a ese entrecerrar de ojos mientras se contiene la respiración, me parece que ningún ólogo (ni siquiera el doctor House si de pronto dejara de ser personaje, ni muchísimo menos las anatomías de grey u hospitales centrales o periféricos), podrán dar una respuesta de por qué el ser humano es capaz de emocionarse, no sólo con lo grande, sino con lo chico.

Podríamos recurrir a respuestas religiosas, pero si no me gustan nada los, normalmente cuadriculados (en nombre de la ciencia), ólogos, menos aún escucharía a una estirpe de sacerdotes dogmáticos.

¿Dónde hallar pues la respuesta? No tiene por qué haberla, pero el ser humano además de emotivo es otra cosa: cabezón, cabezón como él solo, con lo cual, haya o no respuesta, yo, como buena representante de mi especie, voy a la caza y captura de una.

Y la tengo. Vaya que si la tengo. Literatura. Poesía sobre todo. Y dentro de este contexto y sólo en este contexto: Ángeles. Sí, sí, extrañado lector, tu vista es correcta. Ángeles, pero no en plan religioso (que quede claro). Más bien en un plan espiritual y con una buena dosis de ingrediente poético. Ángeles como los de la novela de Paulo Coelho; Ángeles de la Guarda o sus Valquirias (preciosa palabra), parientes de los Ángeles.

Ya lo he dicho, con algunos paisajes me ocurre, me emociono, no puedo evitarlo (ni quiero evitarlo), y a mi amiga le ocurrió con algo muy particular… le ocurrió con un techo. Sí, un techo. No me he equivocado de palabra.

Le ocurrió con un bellísimo techo, el artesonado de un edificio hermosísimo, edificio de la ciudad que ama.

Cuando tengas ante ti un paisaje o un artesonado y empieces a llorar sin saber el porqué, continúa llorando, riega con tus lágrimas la tierra, y alégrate mucho de que esto te suceda: eres afortunado, el ala de un ángel acaba de rozarte, en su vuelo sobre el mundo.




Artesonado de la planta superior de la Lonja De La Seda - Valencia




 Detalles:



 


Y un pequeño obsequio para esta amiga y para todos aquellos a quienes pueda gustar: si se imprime en papel especial puede ser un separador para libros, que he elaborado con algunas fotos que tomé en la Lonja:




(Quien desee apreciar los detalles de las imágenes de este blog puede ampliarlas pinchando sobre ellas, y una vez  ampliadas, con un nuevo toque de ratón se agrandan más).

martes, 23 de agosto de 2011

Córdoba Romana: Corduba

El esplendor de Córdoba en la Edad Media, especialmente en época del Califato Omeya, hace olvidar o al menos eclipsa el esplendor cordobés en la antigüedad, en Época Romana, fundamentalmente a partir del siglo I d.C, tiempo en que se produce una gran expansión urbanística y grandes obras monumentales bajo la protección del emperador Augusto. Al fin Córdoba, mejor dicho Corduba, es perdonada por haber formado parte en el siglo I a.C. del bando perdedor  en las guerras civiles entre César y Pompeyo. Augusto la confirma como colonia y eleva su rango al de Patricia, consolidándose como capital de la Hispania Ulterior y posteriormente como capital de la Bética. 


Según los hallazgos arqueológicos, los monumentos civiles y religiosos de Corduba son numerosos y de primer orden (comparables a los de Roma). Igualmente contaba con florecientes escuelas de las que salieron figuras como el filósofo Séneca (tutor y consejero de Nerón) y el poeta Lucano (sobrino de Séneca).

Con objeto de dar a conocer esta época de la ciudad, el Consorcio de Turismo de Córdoba organiza la RUTA DE LA CÓRDOBA ROMANA. Un agradable paseo por la ciudad en busca de testimonios y vestigios de Corduba. Grupos reducidos acompañados por un guía oficial, durante algo más de dos horas recorren calles y museos. Idiomas: español, francés e inglés. Precio muy asequible: 5 euros (sacando las entradas por internet: 4,5 euros). 

Todo un privilegio para viajeros y autóctonos el poder realizar este paseo por la historia. 

¿A alguien se le ocurre algo mejor para una mañana de domingo?

RUTA DE LA CÓRDOBA ROMANA
RECORRIDO

El punto de encuentro de paseantes y guía: junto a la caseta  de información turística frente al Alcázar; domingos a las 10 de la mañana (desde mediados de septiembre también sábados).  

Y aquí comienza la ruta en busca de Corduba. Y la encontraremos por todos los lugares: bajo, junto o integrada con el  resto de Córdobas, todas ellas hermosas y bellas.


1º) Alcázar de los Reyes Cristianos 



La que fue capilla del santo oficio y actual salón de celebración de bodas civiles, conferencias y otros eventos, adorna sus paredes con una gran colección de mosaicos romanos encontrados en la plaza de la Corredera, los que fueron suelos en casas de la nobleza de Corduba. 


  

Mosaico que representa a Polifemo y Galatea s.II d.C.



En los corredores del Alcázar se expone un lujoso sarcófago encontrado en un solar de la Huerta de San Rafael. En él se representa la puerta de entrada al más allá. En los laterales Pegaso que en su vuelo transporta las almas al otro mundo. 




2º)  Puente Romano


Puente sobre el Guadalquivir, el Betis romano, navegable en aquel tiempo, lo que convertía a Córdoba en un lugar estratégico. Formaba parte de la vía Augusta. Aun no siendo visible parte alguna del primitivo puente tras las varias reformas sufridas a través de los siglos, sigue siendo utilizada la misma ubicación dos mil años después. Actualmente los autobuses con turistas aparcan en la ribera de la Torre de la Calahorra. La idea es que todo aquel que visite Córdoba acceda a su casco histórico por el mismo camino que utilizaron todos los que a ella han llegado en los últimos dos milenios.

Entorno del Puente Romano: 



3º) Patio de los Naranjos 


Los miliarios. Son bloques de piedra que marcaban la distancia entre ciudades en las vías romanas. Sus inscripciones han sido fundamentales en el estudio de la red viaria de Roma. En el patio de los naranjos de la mezquita se conservan cuatro miliarios de la vía Augusta: de las épocas de Augusto, Tiberio, Calígula y Caracalla.



4º) Callejeando 

Encontramos numerosos vestigios de Corduba reutilizados en costrucciones posteriores. Un ejemplo: la columna con inscripciones publicitarias en la esquina del convento de la Encarnación.




5ª) El Museo Arqueológico

Cuenta con una importante colección de la época romana. Y no sólo eso: en los bajos del Museo un yacimiento arqueológico importantísimo: el Teatro de Corduba. Se ha recuperado un pequeña parte de la grada semicircular (la cavea). Las excavaciones continúan en un solar anexo. El Teatro fue el de mayor dimensión de toda Hispania. La cavea tuvo un radio de aproximadamente 125 m. y un graderío para unos 15.000 espectadores. Se accedía a través de un entramado de plazas en terrazas comunicadas entre sí. 

Afrodita Agachada, al fondo Estatua Togada

 
Máscaras Teatrales, s.I


Restos Cavea Teatro Romano:



6º) El templo de la calle Claudio Marcelo



Según la mayoría de los estudiosos, el Templo formaba parte del Foro Provincial junto a otros edificios públicos y el circo. El Templo era perfectamente visible para los visitantes que llegaban a la ciudad por la vía Augusta. Alcanzó más de 15 m. de altura y una planta de 32x16.

Maqueta del Templo:



7º) Mausoleos  de Puerta Gallegos, en el paseo de la Victoria


Enterramientos de familias nobles y pudientes que acostumbraban a enterrar a sus muertos en grandes monumentos situados en las principales vías de acceso a la ciudad. Dentro de uno de ellos el Centro de Interpretación del Mundo Funerario, con audiovisuales y paneles explicativos.




Y aquí terminó el paseo de dos horas y media que pudimos disfrutar el pasado domingo, día 21 de agosto: Ruta de la Córdoba Romana. Animo a otros para que lo hagan, a aquellos que por proximidad puedan optar a realizar este recorrido. Y si os encontráis en lugares lejanos, venid. Corduba y las diversas Córdobas os esperan. No os defraudarán.

Las fotos de la entrada fueron tomadas durante el paseo. Pinchad sobre ellas y podréis verlas ampliadas, incluso a pantalla completa, como todas las fotos de este blog.

Pero Corduba no termina aquí, para recorrer Corduba se necesitaría un paseo de bastantes más horas o incluso días, o varios paseos independientes entre sí. 

OTROS LUGARES DE CORDUBA NO INCLUIDOS EN LA RUTA:

El Anfiteatro: un enigma durante décadas, hasta que aparecieron sus restos en la parte trasera de la antigua Facultad de Veterinaria, hoy rectorado de la Universidad. Uno de los actuales retos de Córdoba es la recuperación, en la medida de lo posible, de este Anfiteatro y su apertura al público. El mayor de toda Hispania y uno de los más grandes de todo el imperio, con capacidad para unos 30.000 espectadores y 178 m. de eje mayor (sólo 9 menos que el Coliseo de Roma).

Palacio de Maximiano Hercúleo. El yacimiento de Cercadilla. Las dimensiones y originalidad del complejo palatino prueban la relevancia política de Córdoba en la etapa bajoimperial. Fue descubierto en 1991 cuando se realizaban las obras de la nueva estación de tren. Hasta entonces no se conocía en toda Hispania un edificio de estas características.

Composición a partir de dos fotos tomadas en el Museo Arqueológico:  

  
Y otros lugares, sólo citando: Tumba romana de la Puerta de Sevilla. Vía de acceso al anfiteatro en la calle Ximénez de Quesada. La muralla de Ronda de los Tejares. Acueducto en la Estación de Autobuses. Villa romana de Santa Rosa. Mausoleo del Palacio de la Merced. La casa romana del Bailío. Los Foros Públicos. Friso de la calle Junio Galión. El Circo (estuvo entre el Templo de la calle Claudio Marcelo y la plaza de la Corredera). Cantera de Peñatejada, a 3 km. de la capital. El Yacimiento de Ategua, en Santa Cruz, término municipal de Córdoba.

Y en la provincia: Villa romana del El Ruedo, en Almedinilla. Yacimiento arqueológico de la villa de Fuente Álamo en Puente Genil. Museo Arqueológico Municipal de Montoro. Cisternas y criptopórtico romano en Monturque. Museo Arqueológico de Cabra.   

Para terminar un vídeo del Consorcio de Turismo: una reconstrucción de Corduba.

 

 Enlace a la página de Turismo de Córdoba: